Marilú Oviedo 
5 de mayo de 2014 / 01:32 a.m.

Juárez.- Un estudiante de la Preparatoria No. 2 de la Universidad Autónoma de Nuevo León, quien era capitán del equipo Vaqueros de fútbol de dicha institución, murió la madrugada de este domingo tras ser baleado por desconocidos y otro joven fue herido de un rosón de bala, hechos que ocurrieron en la colonia Arboledas de San Roque en el municipio de Juárez.

Varios hombres a bordo de una camioneta blanca accionaron dos armas una larga y una corta en calles de Arboledas, casi en su cruce con Mesquite del mencionado sector, contra seis jóvenes que iban caminando cuando regresaban de una fiesta.

Trascendió que los presuntos delincuentes iban a atacar a tres de ellos, pero en los hechos resultó herido José Carlos López Vázquez, de 17 años de edad, quien a decir de vecinos del sector, era ajeno a los hechos.

"Iban por otros tres, pero le tocó a él, lo pusieron como escudo… tenía apenas como cuatro meses de regresar a vivir a esta colonia", mencionaron vecinos.

El joven –que vivía a pocas cuadras de donde ocurrió el ataque, recibió varios impactos de bala uno de ellos en el pecho, en el  incidente que se dio alrededor de la 1:00 horas de la madrugada.

El estudiante de preparatoria fue trasladado por una camioneta particular al Hospital Universitario, ya que nunca llegaron los paramédicos.

Sin embargo, el joven falleció horas después alrededor de las 4:00; mientras que su compañero Edgar Alejandro Martínez, de 19 años, que recibió un rosón de bala en un brazo, y ya fue dado de alta.

José Carlos era estudiante y capitán del equipo Vaqueros de futbol de la Preparatoria 2, por lo que la institución publicó un mensaje en su página de Internet, lamentando los hechos. 

En tanto, frente a la vivienda donde ocurrió el ataque en la calle Arboledas, aún se ven los orificios de las balas y la noche de este domingo se encontraba una veladora encendida.

 

Velan Restos

Los restos del joven deportista fueron velados alrededor de las 21:00 horas en la Funeraria del Pueblo en el municipio de Guadalupe, algunos compañeros acudieron vestidos de blanco y se pudieron observar coronas de otros equipos de futbol

En el lugar se dieron cita entrenadores del joven, ya que participaba en varios equipos de Futbol Soccer.

Los mismos calificaron al estudiante como una persona ejemplar, siempre líder, y muy respetuosa.

"Desde que tenía seis años jugo conmigo, fue un niño ejemplar, siempre fue capitán en nuestro equipo, nunca llegaba tarde, fue un jugador emblema de los equipos con los que él participó, siempre fue muy entregado como persona y como jugador, es una pena que nos llega a todos", dijo Arturo Noriega Cárdenas, entrenador de equipo Halcones de Santa María, donde Carlos jugó de pequeño.

"No lo puedo creer todavía, la verdad toda su familia son muy buenas personas, nunca han tenido problemas con nadie y es muy difícil de creer", agregó.