MARCIAL PASARÓN
4 de abril de 2017 / 06:30 a.m.

APODACA.- Dos menores de edad que jugaba fútbol en una plaza de la colonia Hacienda Las Margaritas fueron blanco de un ataque a balazos.

Francisco Jair e Íker fueron agredidos por un delincuente que llegó a bordo de un automóvil Tsuru en color blanco.

Se estableció que Francisco recibió un impacto en el rostro a la altura del pómulo derecho, mientras que Íker recibió un impacto en la mandíbula cuando se encontraba junto con otros de sus amigos jugando fútbol en el parque de la colonia.

Tras ser agredidos, los menores cayeron al suelo ante la mirada de varios de sus amigos, quienes corrieron en busca de ayuda en uno de los domicilios de ese sector.

Varios minutos después del ataque hasta ese lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja y elementos de Protección Civil del municipio de Apodaca.

En medio de un grupo de vecinos y testigos, los socorristas de Apodaca aplicaron los primeros auxilios los  trasladaron de urgencia al Hospital Universitario, donde quedaron internado.

De acuerdo a las investigaciones, los testigos observaron que el automóvil Tsuru fue estacionado en el cruce de las calles Madre Selva entre Acapulco y Tulipán.

De ese auto descendió un hombre descrito como de aproximadamente 30 años de edad y de complexión robusta quien intentó asaltar a los menores.