10 de junio de 2014 / 06:02 p.m.

 Vallecillo.- Agentes ministeriales fueron atacados por hombres armados, desencadenándose una persecución y balacera sobre la Carretera Libre a Laredo, en los municipios de Sabinas Hidalgo y Vallecillo en Nuevo León.

 

Para escapar de las autoridades policíacas, los pistoleros lanzaron una gran cantidad de púas metálicas poncha llantas sobre los carriles de circulación de ambos sentidos de la arteria federal.

 

Fue a la altura del kilómetro 124, donde una unidad de la Agencia Estatal de Investigaciones, quedó con uno de los neumáticos ponchados, tras ser blanco de los delincuentes. La unidad fue retirada de inmediato a bordo de una grúa.

 

Durante la persecución se efectuaron detonaciones con armas de fuego, pero ninguno de los agentes resultó lesionado.

 

De acuerdo al reporte de las autoridades, los pistoleros se desplazaban a bordo de una camioneta Dakota en color negro, con doble cabina, en la cual trasladaban dos tanques con gasolina.

 

El reporte del presunto atentado se efectuó poco después de las 11:00 hora del martes en el citado punto.

 

Fueron agentes del grupo halcón de robo de autos, lo cuales efectuaban un operativo de rutina, quienes se toparon de frente contra los delincuentes.

 

Por radiofrecuencia, los elementos agredidos solicitaron el refuerzo de sus compañeros, sin embargo, los maleantes se dieron a la fuga, en dirección hacia Nuevo Laredo, Tamaulipas.

 

Los integrantes del crimen organizado lanzaron los objetos metálicos en los carriles de circulación de la citada arteria federal.

 

Al lugar del ataque se dieron cita el Director de la Agencia Estatal de Investigaciones, Guadalupe Saldaña Vargas, quien implementó un filtro de seguridad en el punto.

 

Tras ser controlada la situación, agentes ministeriales recorrieron la zona de la persecución y recolectaron una gran cantidad de poncha llantas, las cuales ocultaron en una bolsa de plástico que finalmente eran resguardadas en una de las patrullas policíacas.

 

Al operativo de búsqueda de los delincuentes, se unió personal de Fuerza Civil y del Ejército Mexicano, sin que ubicaran a los pistoleros agresores.

FOTO: @yadithvaldez

 YADITH VALDEZ