21 de marzo de 2014 / 01:28 a.m.

Monterrey.- El ataque a una sala de masajes con una granada dejó a una persona herida, sin embargo el artefacto explosivo no detonó.   

Los hechos se suscitaron alrededor de las 18:30 horas de este jueves, en el cruce de Carlos Salazar y Amado Nervo, en el centro de Monterrey.

Como Nazario Montes Ramos, de 58 años de edad, fue identificada la víctima de este hecho violento, portero del negocio, pero hasta el momento se desconoce con qué tipo de arma recibió la lesión.

Trascendió que el conductor de un taxi detuvo su marcha y lanzó el explosivo en contra de este lugar.

Al sitio arribaron elementos de Fuerza Civil, así como agentes del Ministerio Público, mientras que paramédicos de la Cruz Roja trasladaron al lesionado a un nosocomio de la localidad.

Hasta el momento se encuentra personal de especialistas en explosivos para desactivar la granada. 

Redacción