11 de julio de 2014 / 02:36 a.m.

Monterrey.- A pesar de que la Procuraduría General de Justicia del Estado realiza una investigación del caso, el ayuntamiento de Santa Catarina descartó que el incendio del automóvil particular del síndico primero Juan Pablo Carvajal Sánchez se trate de una amenaza.

El secretario de Ayuntamiento, Marco Heriberto Orozco Ruiz-Velázco, afirmó que él mismo acudió a ver el auto cuando aún se encontraba envuelto en llamas y en ningún momento observó una pancarta o mensaje amenazante para el funcionario público.

Incluso, destacó, nadie comenzó el incendio del auto, sino que la combustión comenzó por sí sola, por lo que el seguro para el vehículo ya revisa la unidad.

"Puso una denuncia el síndico por si hubiera una situación anómala, porque el auto estaba dentro del estacionamiento, pero nada más. No, yo no vi ningún mensaje, no sé quién circuló es aversión o si no estuviera o se haya quemado, pero llegamos en el momento cuando estaba incendiándose. Ahí no estaba, yo te lo puedo garantizar, no sé si sea algún borrego que estén soltando o si haya realmente una indagatoria en ese tema", expuso.

El funcionario municipal detalló que en el sitio donde se consumió por el fuego el automóvil es el estacionamiento de los regidores, en donde no hay una cámara de vigilancia o de circuito cerrado, pero que pese a ello se actuó con rapidez.

Por ello afirmó que el propio Carvajal Sánchez no ha recibido amenazas, por lo que no se ha redoblado la seguridad hacia su persona o a la de cualquier otro funcionario municipal.

"No tenemos cámaras en el lugar porque no consideramos que sea una zona de riesgo el centro a la vuelta de la presidencia, y no creo que vaya ser necesario poner cámaras en el lugar. Nuestra opinión es que fue una falla mecánica, un corto. (Es un caso de) Alguien que tiene un vehículo que se le incendia y no hay más.

"Él no ha recibido ninguna amenaza, está todo normal, no hay presiones de la delincuencia organizada en ningún tema y él o tiene que ver con el tema o los temas de versiones como alcoholes o comercio, y tampoco hay presiones por parte de los propietarios de bares o antros que tenemos en Santa Catarina. Está laborando normalmente, sólo que sin vehículo", añadió.

FOTO: Archivo

ISRAEL SANTACRUZ