REDACCIÓN
8 de marzo de 2016 / 06:15 a.m.

Monterrey.- Dos de los reos del penal del Topo Chico que fueron presentados ante un juez de control como presuntos responsables de la masacre de sus 49 compañeros de prisión, participaron en el ataque al casino Royale y, actualmente, enfrentan una condena de 75 años por el homicidio calificado de las 52 personas que murieron en el centro de apuestas.

Se trata de Juan Ángel Leal Flores, apodado 'El Cash', y Luis Carlos Carrasco Espinosa, 'El Chihuas'.

Ellos forman parte de la docena de reclusos que fueron identificados como autores materiales de la masacre ocurrida el pasado 10 de febrero en distintos puntos del reclusorio.

Leal Flores y 'El Chiuas' fueron identificados por los sobrevivientes de los hechos y otros reos a los que solamente agredieron por supuestas indicaciones de Juan Pedro Saldívar Frías, 'El Z-27'.

De acuerdo a las versiones de los testigos, ellos y sus cómplices los atacaron con palos, bates y puntillas por indicaciones del 'Z-27', quien quería quedarse con el control total del penal.

La mayoría de los testigos que comparecieron ante el agente del Ministerio Público mencionan a 'El Cash' y 'El Chiuas' como unos de los principales autores materiales del trágico ataque.

Así como a Javier Alonso Martínez Morales, apodado 'El Javo', quien también participó en el ataque al casino, pero hasta el momento él tiene pendiente la orden de aprehensión por el homicidio de los 49 reos, porque fue trasladado al Cepreso de Guanajuato.

Juan Ángel Leal y Luis Carlos Carrasco fueron detenidos a finales del 2011 por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, después de que los identificaron como integrantes del grupo criminal que el 25 de agosto de ese año atacó las instalaciones del casino.

Ahora, los identificaron como agresores en la masacre, por lo que el pasado viernes 4 de marzo, la Procuraduría de Justicia les ejecutó orden de aprehensión por el homicidio de los 49 reos y ese mismo día los presentaron ante una juez de control.

Al igual que a sus 10 coacusados, la juzgadora los imputo y les autorizó la ampliación del término constitucional para que sea hasta el transcurso de esta semana, cuando les resuelvan la situación legal que corresponde.