REDACCIÓN
22 de marzo de 2016 / 08:25 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría General de Justicia en Nuevo León (PGJNL) busca ubicar cámaras de video que hayan captado las imágenes del momento en el que fue asesinado el gerente de un casino y analiza los casquillos del arma con la que sus agresores le dispararon para ver si tienen coincidencia con pistolas usadas en algún otro hecho violento.

Pero a un día de que iniciaron las investigaciones del caso, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) no cuentan con datos concretos para establecer una línea que los lleve a establecer los motivos que originaron la muerte violenta de José Da Silva Rocha, de 46 años, quien fue asesinado frente a sus suegros.

De acuerdo con las primeras indagatorias, las posibles imágenes que puedan conseguir y los casquillos percutidos calibre 9 milímetros que recolectaron los peritos del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales, serían las únicas evidencias con las que cuentan los investigadores.

Una fuente allegada a las investigaciones mencionó que hasta el momento no han salido a relucir datos sobre posibles amenazas que haya recibido el occiso, por algún motivo.

Silva Rocha, de nacionalidad brasileño, gerente del casino de apuestas denominado Hollywood, fue sorprendido el domingo a las 11:00 horas por dos tripulantes de una motocicleta cuando circulaba a bordo de su camioneta Tacoma, modelo 2014, por los carriles de norte a sur de la carretera Nacional, a la altura de la calle Valle Alto, en la colonia de ese mismo nombre.

Los testigos de los hechos comparecieron ante el agente del Ministerio Público que inició la carpeta judicial, pero presuntamente debido a la rapidez con la que actuaron los ejecutores y la crisis de nervios que sufrieron, no pudieron precisar características de los criminales.

En lo único en lo que coincidieron con otros testigos era que se trataba de dos sujetos que tripulaban una motocicleta, en la cual se perdieron entre el tráfico que provocaron después de concretar la ejecución.