14 de mayo de 2014 / 01:12 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia confirmó que los presuntos integrantes del crimen organizado que asesinaron a la mujer y su hijo el pasado fin de semana en san Nicolás, tenían como "blanco" el bar para el que trabajaba el portero que también pereció en el ataque.

Aunque al iniciar las investigaciones, los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal dudaban del objetivo de los pistoleros, en el transcurso de las horas han establecido que el ataque era al bar denominado Martiber, el cual está ubicado en la calle Bernardo Reyes y Rayón, en el centro de San Nicolás.

Descartaron que el portero del negocio haya estado implicado en actividades irregulares pero, por su labor, fue acribillado junto con la ama de casa Verónica Navarro y su hijo Eduardo Villanueva Navarro, quienes pasaban por el lugar al momento de los hechos.

El portero del negocio y la mujer perecieron horas después de ingresar a la Clínica 6 del IMSS, mientras que Eduardo Villanueva quedó sin vida al momento de recibir las descargas de armas largas que dispararon los tres presuntos delincuentes que tripulaban un taxi.

Redacción