MILENIO DIGITAL
10 de febrero de 2017 / 08:10 a.m.

OAXACA.- El gobierno del estado, el Ejército, las fuerzas federales y municipales iniciaron un blindaje en la zona limítrofe entre los estados de Oaxaca y Veracruz para evitar el efecto cucaracha y el tiradero de cadáveres, asesinatos, secuestros y asaltos.

En los municipios de Tuxtepec, Loma Bonita y Cosolapa que colindan con el estado de Veracruz, se activó un operativo de seguridad para combatir los indicadores de inseguridad, ante la invasión y cruce de bandas vinculadas a cárteles de droga que ingresan a territorio oaxaqueño a cometer ilícitos como los antes mencionados.

El gobernador Alejandro Murat puntualizó: "Necesitamos blindar nuestros límites territoriales con Veracruz, porque estamos siendo víctimas del efecto cucaracha".

Aseguró que existe una coordinación interinstitucional con la federación, la PGR, el CISEN y ahora se ha afianzado una alianza con los municipios para activar protocolos de seguridad, desde patrullajes, cordones de seguridad y retenes, además de operar bases de operaciones mixtas con la presencia de equipo artillado y militar.

En la reunión entre el gobierno de Oaxaca y el Ejército, se acordó trabajar en la construcción de un arco inteligente que permita tener un control de los vehículos y unidades de carga que cruzan la frontera para que no crucen vehículos robado, armas o mercancía ilegal.

Además, el gobernador Alejandro Murat propuso consolidar la estrategia de mando único, profesionalizando a los cuerpos de seguridad estatal y municipal, sometiendo a un esquema de control de confianza a los mandos de la policía local.

Dijo que se dispone de un presupuesto de 300 millones de pesos para dotar de equipo y armamento a los cuerpos de seguridad municipal, una vez que se profesionalicen y se consolide el servicio profesional de carrera policial.

Murat fue claro al advertir que ha llegado a un acuerdo con los alcalde de los 418 de los 570 municipios que antes de consolidar el mando único en Oaxaca se requerirá de homogenizar y profesionalizar a los cuerpos de seguridad municipal.

Indicó que este esquema implicará someter a capacitación a los policías de tropa y a esquemas de control de confianza a sus mandos, como lo es someterlos a polígrafo, antidoping y exámenes físicos diversos.

El gobernador señaló que lamentablemente Tuxtepec, Juchitán, Santa Lucía del Camino, Xoxocotlán y Oaxaca de Juárez, son los cinco municipios del estado que presentan el mayor número de hechos delictivos, por ello la importancia de darle seguimiento a temas de seguridad en estas zonas para devolver la tranquilidad que Oaxaca merece.