REDACCIÓN
19 de abril de 2016 / 07:47 a.m.

Apodaca.- Por lo menos cinco hombres fueron los que protagonizaron la masacre ocurrida la madrugada del domingo en un domicilio del municipio de Apodaca, donde asesinaron a nueve hombres.

De acuerdo a las primeras investigaciones, las víctimas fueron sorprendidas por ese número de hombres que aprovechó que se encontraban bajo los efectos del alcohol y las drogas que consumían en la vivienda marcada con el número 118 de la calle Valle de San Pablo, en el Fraccionamiento Valle San Miguel, en dicho municipio.

Aunque las autoridades no confirmaron que el multihomicidio esté relacionado con acciones de la delincuencia organizada, trascendió que existen evidencias de que podrían tratarse de cuestiones de narcomenudeo que se daban en la casa donde fueron encontrados los cuerpos.

Pues, presuntamente, algunas personas lo señalaron como punto de reunión para la distribución y consumo de narcóticos.

Por el momento, los investigadores estatales analizan los videos que captaron las cámaras de seguridad instaladas en el lugar para poder identificar y dar con los participantes en el multihomicidio.

Además esperan que alguien se presente a identificar el cuerpo de un hombre que aún permanece como No Nombre en el Anfiteatro del Hospital Universitario.

Pues, hasta el transcurso de la tarde del domingo y la noche del lunes, ocho de los cuerpos habían sido reconocidos y reclamados, entre ellos, el que se consideraba propietario de la vivienda que se convirtió en una trágica escena del crimen, donde hace dos años el principal dueño fue asesinado por uno de sus hijos.

Masacre en Apodaca
La masacre ocurrió la madrugada del domingo en la vivienda marcada con el número 118 de la calle Valle de San Pablo, en el Fraccionamiento Valle San Miguel | LEYDA ESTRADA

LAS IDENTIDADES

1.- Elí Omar Alejo Lozano, de 30 años, con domicilio en la colonia Valle San Miguel, en Apodaca. Era soltero, de ocupación mecánico y originario de Monterrey.

2.- Javier García Pérez, de 39 años, con domicilio en el Fraccionamiento Los Encinos en Apodaca. Era casado y originario de San Luís Potosí.

3.- Higinio López Núñez, de 37 años, habitante de la colonia Valle San Miguel en Apodaca. Estaba separado de su esposa, se dedicaba a la albañilería y era originario de Gómez Palacio, Durango.

4.- Roberto Carlos Rodríguez Martínez, de 21 años, era habitante de la colonia en donde se registró el multihomicidio. Vivía en unión libre con su pareja y era originario de Monterrey.

5.- José Ángel Rodríguez Trujillo, de 51 años, tenía su domicilio en la colonia Noria Norte en Apodaca. Estaba casado y era albañil; también originario de Monterrey.

6.- Francisco Rubio Rivas, de 22 años, con domicilio en la colonia Valle San Miguel, lugar donde se cometió la masacre. Era soltero y se desconoce de dónde es originario.

7.- Jesús Alejandro Martínez Martínez, de 21 años, vivía en la colonia Río, en Guadalupe. Era soltero, de oficio carpintero y originario de Monterrey.

8.- Vicente Fernández Domínguez era soltero, y de acuerdo a sus familiares, se desempeñaba como operador de quinta rueda. Vivía en la localidad, pero era originario de Veracruz.