ZYNTIA VANEGAS
30 de marzo de 2016 / 11:04 a.m.

Monterrey.- Una empleada doméstica desapareció hace más de un mes, y aunque su familia interpuso la denuncia, hasta el momento no han dado con su paradero y temen algo malo le haya pasado.

María Dolores Concepción Rodríguez, de 28 años, trabaja de lunes a viernes en una casa de San Pedro Garza García donde se quedaba a dormir, pero salía el fin de semana y se iba a casa de su madre en la colonia Francisco Villa, en Monterrey.

El viernes 19 de febrero habló con su madre diciéndole que por la tarde saldría con un joven y ya nunca apareció, su celular está apagado y las redes sociales fueron dadas de baja.

“Ella habló con mi mamá como a las once de la mañana y le dijo que iba a salir a la dos de la tarde con un mentado Daniel. La (Policía) Ministerial investigó a Daniel y Daniel dice que no la ha visto, sí la conoce, pero que no sabe nada de ella”, dijo Maribel Rodríguez Jaramillo.

Su familia recibió mensajes supuestamente de la joven donde dice que está bien que se fue con un hombre al que conocía y que después regresará, pero nadie responde en ese número y les inquieta.

“El 24 llegó un mensaje del número de mi hermana en donde dice que se va con un tal Eugenio, que hace tres meses lo conoció y que él le ofreció formar una familia y que iba a Zacatecas, pero que llegando se comunicaba. Que ella desinstaló WhatsApp y Face para pensar bien las cosas, y que ella llegando a Zacatecas se comunicaba porque ella iba a regresar por su princesa.

En la casa donde trabaja la familia se encontraba de vacaciones y Concha se había quedado a cargo para cuidar a los perros, al regresar la patrona dijo que solo encontró su ropa, y demás pertenencias hasta el cargador del celular conectado lo que indica que no pensaba huir por su propia voluntad.

Sus hermanas que habitan en la colonia Francisco Villa mencionan que Concha, como la conocen, jamás hubiera dejado a su hija de cinco años con la que ya planeaba su fiesta de cumpleaños.

“Era muy apegada a su hija en el kínder, nunca fallaba en nada. Ella vivía para su hija por eso yo no la creo capaz de haberse ido, yo por eso pienso que algo malo le pasó o algo le hicieron.

La policía presuntamente acudió a buscar a Daniel el amigo que vive en Escobedo, pero luego le dijeron a la familia que no había ninguna pista que mejor trataran de buscarla por redes sociales.

La familia pide a la comunidad ayudar a encontrarla o si alguien la ha visto comunicarse al teléfono 818-601-29-37 ya que temen que alguien la haya desaparecido para siempre.