REDACCIÓN
19 de enero de 2016 / 08:06 a.m.

Santa Catarina.- Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) capturaron a dos de los ejecutores que el pasado 9 de enero acribillaron a siete jovencitos, entre ellos dos niños de 10 y 13 años, cuando se encontraban en una cancha de futbol en la colonia Arboledas de las Mitras, en Santa Catarina.

Aunque la Procuraduría de Justicia maneja con hermetismo el caso, durante una audiencia trascendió que los detenidos responden a los nombres de Jesús Rodríguez Perivan y David Antonio Silva de la Rosa.

El primero está a disposición de un agente del Ministerio Público que le integra una carpeta por el delito de robo de vehículos y quien este lunes a las 17:00 horas fue presentado en una audiencia de control que se celebró en la sala del municipio de Escobedo.

Mientras que David Antonio es investigado por delitos contra la salud en el Centro de Operaciones Estratégicas, y al igual que su cómplice, fue presentado ante un juez de control, en el mencionado municipio.

Ambos fueron notificados de la orden de aprehensión que les giraron por la múltiple ejecución, mientras que el agente del Ministerio Público, que los investiga por ese hecho, los presentó ante un juez en una audiencia que se celebró a las 19:00 horas, en una sala de Monterrey.

Presuntamente los dos ejecutores fueron capturados en el transcurso del fin de semana y confesaron haber participado como autores materiales en el homicidio de Francisco Alejandro Flores Amaro, alias 'Gali', de 18 años; Ulises Uriel Álvarez Rodríguez, de 19; Pedro Antonio Esparza Medina, de 23, y los menores Juan Ángel, de 16 años, Gerardo, de 13, y Saúl de 10.

En el múltiple homicidio, que ocurrió en el área deportiva ubicada en el cruce de las calles Loma Azul y Lomas de San Jerónimo, presuntamente participaron varios hombres más que hasta el momento se encuentran prófugos de la justicia.

De acuerdo a testigos de los hechos, los presuntos delincuentes, que continúan evadiendo la acción de la justicia, escaparon en una camioneta Tahoe y en dos vehículos tipo Sedán, en los cuales transportaban las armas de alto poder con las que les dispararon a las víctimas mortales y una joven que resultó herida.