11 de octubre de 2014 / 07:54 p.m.

Santa Catarina.- Un conductor a exceso de velocidad impactó intencionalmente a otro automovilista, dañando al menos a nueve vehículos en la colonia Santa Magdalena, en Santa Catarina, para luego huir a toda prisa del lugar.

Los hechos ocurrieron poco después de las 7:00 de la mañana de este sábado, cuando Roberto Villalpando, de 63 años de edad, conducía rumbo a su trabajo su auto Buick Century por la calle Florencia, entre 1 de Mayo y Roma, en la citada colonia. Sin embargo, sin previo aviso observó que una camioneta tipo Suburban a exceso de velocidad se aproximaba por detrás.

Pensando que la camioneta frenaría su marcha, don Roberto siguió su trayecto hasta que en la parte trasera fue impactado por la camioneta Suburban, logrando observar a más de un tripulante, aunque sin características de ellos.

El impacto proyectó el auto Century hacia un Pointer en color dorado que estaba estacionado, sin embargo, ante la sorpresa del hombre, el conductor de la Suburban volvió a embestirlo, impulsándolo ahora contra una Dodge Caravan, una Chevrolet 1500, un Ibiza gris y una Cruiser dorada.

Ya sin control del auto Century y con la dirección hidráulica dañada, don Roberto no pudo dirigir su auto, siendo embestido en una tercera ocasión por la Suburban, proyectándolo esta vez contra un auto Tsuru en color gris, y finalmente con la casa marcada con el 104 de la calle Florencia.

Espantado y con una crisis nerviosa, el hombre sólo escuchó el rechinido de llantas mientras la camioneta huía del lugar a toda prisa.

De inmediato vecinos salieron a la calle para ver lo ocurrido ante tal estruendo, observando que fueron en total nueve los vehículos afectados, aunque algunos no de consideración.

Al lugar acudieron también elementos de Tránsito de Santa Catarina, que en el sitio como única pista para dar con el conductor responsable fue una de las placas.

Poco a poco arribaron varias grúas, que en cuestión de minutos se llevaron los autos dañados, aunque con la duda de los propietarios de quién pagará los desperfectos.

FOTO: Israel Santacruz

ISRAEL SANTACRUZ