ISRAEL SANTACRUZ
21 de agosto de 2016 / 08:47 a.m.

MONTERREY.- Una noche con apenas hora y media de lluvia colapsó prácticamente toda el área metropolitana, desde accidentes viales, autos varados e incluso personas desaparecidas.

Las precipitaciones comenzaron a sentirse en los municipios de Cadereyta y Juárez desde poco antes de la medianoche, sin embargo en el centro de la ciudad arribaron cerca de la 01:00 horas de este domingo.

Lo copioso de estas lluvias hacían complicada la visibilidad en las avenidas, lo que ocasionó que un camión de traslado de productos de una tienda de conveniencia impactara por detrás un auto tipo Ibiza, luego de que éste frenada de pronto.

Los hechos ocurrieron sobre Eugenio Garza Sada a la altura de Cortijo del Río, cuando el conductor de un auto Ibiza frenó al ver una gran acumulación de agua sobre la carpeta asfáltica. Debido a esta maniobra un camión de comida de una tienda no pudo detenerse, por lo que impactó al auto compacto por detrás, no sin antes subirse al camellón central a fin de hacer el menor daño posible.

Si bien el percance no dejó lesionados, la vialidad estuvo colapsada tanto por el accidente como por la enorme cantidad de agua que bajaba del cerro hacia la avenida Garza Sada.

Esta gran cantidad de agua provocó encharcamientos en diversos puntos de la ciudad. Uno de ellos fue sobre la misma avenida Eugenio Garza Sada a la altura de la calle Tauro, en la colonia Contry, donde al menos ocho vehículos quedaron varados.

Estos automóviles circulaban en sentido norte - sur, pero al hacer confianza de que podían cruzar, lo hacían sin las debidas precauciones y quedaron varados. No fue sino hasta que tanto conductores como peatones que caminaba por la zona, ayudaron a que cada uno de estos autos saliera del enorme encharcamiento, y a la espera de que una grúa los recogiera o bien pudieran encender.

Sin embargo el conductor de una camioneta tipo Mazda no corrió con la misma suerte. Este conductor circulaba sobre la avenida Constitución en sus carriles normales, pero al llegar al paso a desnivel del Multimodal de Zaragoza, decidió cruzarlo pese a que se observaba un gran encharcamiento. Al ver que el nivel del agua era más de lo que se observaba, el conductor aceleró para salir a toda prisa, lo que provocó que la camioneta ya no se moviera más, quedando varada justo en el centro del Multimodal.

A fin de evitar que más suceso como estos ocurrieran, elementos de Tránsito de Monterrey que se encontraban en operativos antialcohol fueron reagrupados para vigilancia de zonas de riesgo. Una de ellas fue en el multimodal de Zaragoza, donde la vialidad fue cerrada en los carriles normales. Después de varios minutos se requirieron dos grúas para sacar del encharcamiento la camioneta Mazda.

Algunos otros cruces cerrados en el municipio de Monterrey fueron Constitución y Cuauhtémoc, Bernardo Reyes y Fidel Velázquez, Alfonso Reyes y Eugenio Garza Sada, Morones Prieto y Revolución.