REDACCIÓN
8 de diciembre de 2015 / 08:43 a.m.

Apodaca.- Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) capturaron a una de las mujeres implicadas en el secuestro del taxista que hace casi 15 días fue secuestrado en un bar de Apodaca y quien hasta el momento se encuentra desaparecido.

Se trata de Jessica Marisol Dávila, de 19 años, quien al momento de ser detenida tenía en su poder 200 grapas de cocaína en polvo, por lo que también es investigada por un agente del Ministerio Público del Centro de Operaciones Estratégicas de la Procuraduría de Justicia.

Marisol es señalada como participante en la privación ilegal de la libertad de Juan Miguel Vázquez Núñez, apodado "La Vaca", de quien desde el pasado 2 de diciembre se desconoce su paradero.

Las imágenes de la jovencita fueron captadas por las cámaras de circuito cerrado del bar Las Palmas, el cual está ubicado en la carretera Apodaca-Juárez, a la altura de la colonia Pueblo Nuevo.

En ese secuestro participó una mujer más y otros tres hombres, entre ellos, Salvador Medina de la Fuente, quien la semana pasada fue detenido por los ministeriales comisionados en la región norte y actualmente se encuentra recluido en el penal del Topo Chico y vinculado a proceso.

Las imágenes de Marisol y Salvador están registradas en la cámara de seguridad del negocio, además, fueron reconocidos plenamente por los empleados y un familiar del taxista con el que se encontraba conviviendo al momento de que lo sacaron del local, mientras lo sometían con armas de alto poder.

Ahora la jovencita deberá enfrentar legalmente la privación ilegal de la libertad del trabajador del volante y la posesión de las dosis de cocaína que le aseguraron los investigadores estatales.

EL HECHO

Para llevarse a Juan Miguel Vázquez Nuñez, de oficio taxista, los plagiarios armados robaron el vehículo de un conductor que transitaba por ese sitio.

Tras subir a la fuerza a la víctima, los delincuentes huyeron en un auto fiesta color blanco, propiedad del afectado, y se retiraron a toda velocidad, sin que las autoridades ubicaran su paradero.

Fue al exterior del bar donde los plagiarios abandonaron la camioneta en la cual llegaron al sitio.

Al interior de la camioneta Mercury sin reporte de robo, fue localizado un cartucho hábil de un arma calibre. 223, así como envases de bebidas embriagantes.

En el pavimento fue localizado un sombrero así como otros envases de cerveza vacíos.

A unos metros del bar, fue encontrado estacionado el vehículo de alquiler del plagiado, y minutos después arribó la esposa de la víctima quien fue interrogada por agentes ministeriales.

La zona permaneció acordonada en el sitio, hasta que peritos recabaron las evidencias correspondientes.