MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de octubre de 2015 / 07:49 a.m.

Monterrey.- Por defraudar con 3 millones 199 mil 540 pesos a un empresario de la localidad, uno de los accionistas de la empresa Fuerza Minera Azteca fue detenido con orden de aprehensión en la Ciudad de México y trasladado al penal del Topo Chico.

Miguel Lelo de Larrea de León, de 26 años, fue capturado el miércoles, en cumplimiento a la orden que le giró el juez primero penal de Monterrey por considerarlo probable responsable del fraude que reclama Héctor Armando Vejar Cornejo.

El juzgador solicitó su detención después de analizar las pruebas de la denuncia que presentó el afectado, en el 2013, ante la Procuraduría de Justicia.

Vejar Cornejo explicó que fue a principios del 2012, cuando conoció a Miguel Lelo en la Ciudad de México y le contó que había invertido en acciones en una mina de la cual sustraían un metal llamado iron ore y les estaba generando muy buenas ganancias, ya que habían creado la empresa Promotora Para el Cambio.

Dijo que lo invitó a invertir en ese negocio, por lo que a finales de ese mismo año se reunió con un socio de Miguel Lelo, quien le platicó sobre todas las ganancias que estaban generando las inversiones y lo convenció para cerrar el contrato de inversión, lo cual se hizo a principios del 2013.

Mencionó que en enero les entregó la primera cantidad que fue de 1 millón 273 mil pesos y recibió el contrato con el nombre de dicha empresa y un cheque firmado por Miguel Lelo y su madre, con el cual supuestamente respaldaban el dinero que había invertido.

Comentó que en febrero, De Larrea le pidió más dinero y le envió dos cantidades una de 1 millón 050 mil pesos y otra de 876 mil 540.

Por ese depósito recibió otros 2 cheques y el nuevo contrato, pero con el nombre de Fuerza Minera Azteca y al pedirles explicaciones precisaron que era para evitar revolturas en el negocio.

El afectado agregó que el 4 de marzo de ese año al no recibir las ganancias prometidas trató de cambiar los cheques, pero resultaron sin fondos y dos de las cuentas tenían meses sin movimiento.

Después de escuchar la denuncia, Miguel Lelo de Larrea se apegó a los beneficios del artículo 20 al rendir su declaración preparatoria y por recomendación de sus abogados solicitó la ampliación del término constitucional para que sea hasta la próxima semana, cuando le resuelvan la situación legal que corresponde.