IRAM OVIEDO
26 de marzo de 2016 / 09:53 a.m.

Monterrey.- Las autoridades locales continúan dando un duro golpe a las bandas o personas que se dedican a realizar asaltos en Monterrey y la zona metropolitana.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey, lograron la captura de un sujeto y otro más logró darse a la fuga, luego de que atracaron una farmacia y una gasolinería al poniente de la ciudad.

Tras una persecución de varios kilómetros, lo que inició en el área de San Jerónimo terminó en el centro de la capital regiomontana.

De acuerdo a las indagaciones, dos individuos a bordo de un automóvil Tiida color blanco, arribaron a San Jerónimo para cometer el par de asaltos en los negocios ya mencionados.

Ahí obtuvieron una cantidad de aproximadamente mil 300 pesos, por lo que se dio la voz de alerta.

Elementos de la Policía de Monterrey que patrullaban la zona de inmediato detectaron a los sospechosos, por lo que les marcaron el alto, pero éstos hicieron caso omiso, iniciándose así la persecución.

Los presuntos delincuentes enfilaron a toda velocidad hacia el centro de Monterrey, por lo que tomaron la avenida Venustiano Carranza hacia el sur.

Sin embargo, al llegar al cruce con la calle Hidalgo se pasaron la luz roja del semáforo, siendo impactado por un ecotaxi, que era manejado por Eleazar Reynosa Estrada, de 31 años de edad, quien llevaba pasaje a bordo.

El conductor del Tiida perdió el control y el auto quedó en contra, por lo que los tripulantes bajaron de inmediato.

Uno de ellos fue capturado al instante pero su cómplice corrió hacia el lecho del río Santa Catarina, donde se intensificó su búsqueda sin éxito alguno.

Los policías se llevaron al detenido a una patrulla mientras el otro lograba darse a la fuga.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones se sumaron a las acciones, iniciando con las indagatorias.

Mientras esto sucedió, el trabajador del volante espera saber quién le pagará los daños por el accidente en el que por fortuna no hubo personas lesionadas.

Por lo pronto, no se encontraron armas en el carro particular, aunque se espera un informe oficial por parte de las autoridades.