19 de mayo de 2014 / 05:26 p.m.

Juan Fernando Álvarez Cortés es líder de una célula delictiva en Tamaulipas y este lunes fue capturado por tercera ocasión.

Monterrey.- El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz confirmó la detención de un tercer líder delictivo refugiado en Nuevo León, y atribuyó esta acción a los operativos implementados a partir de los episodios violentos en Tamaulipas.

Juan Fernando Álvarez Cortéz, alias "El Ferrari", cabeza de Los Zetas en Ciudad Victoria, Tamaulipas, fue capturado el sábado por la Marina en el fraccionamiento Privadas de Anáhuac, sector Irlandés del municipio de Escobedo.

"Es una detención importante de un presunto criminal que se hizo aquí en el estado de Nuevo León y es parte de los operativos que ya hemos venido anunciando constantemente en la reuniones de coordinación que tenemos tanto con el gabinete federal, como las que llevamos a cabo semanalmente aquí en el estado de Nuevo León", dijo el mandatario.

Esta detención se suma a la de Fernando Martínez Magaña, alias "Z-16", líder del cártel en Nuevo Laredo y responsable del tráfico de personas y droga en la frontera.

Martínez Magaña fue encontrado en el municipio de Monterrey, así como Ernesto Villegas Ángulo, su operador financiero, en San Pedro, según dio a conocer el pasado 14 de mayo el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

"Ya hay varios y vamos a continuar con estos operativos, yo les he estado compartiendo a ustedes lo que hemos venido haciendo, lo que he podido compartir en términos generales, por supuesto, estos operativos que se están llevando a cabo en el norte del estado, en la frontera con Tamaulipas, no descuidamos el área metropolitana como les compartí la semana pasada también, esto es producto de un trabajo de inteligencia e investigación que se ha venido llevando a cabo", dijo Medina.

Aunque desde principios de abril se anunció un operativo de blindaje en la frontera con Tamaulipas, para evitar el "efecto cucaracha", los tres presuntos delincuentes fueron detectados en el área metropolitana.

Sandra González