AGUSTÍN MARTÍNEZ
18 de julio de 2017 / 07:54 p.m.

GUADALUPE.-  Un presunto ladrón fue detenido por introducirse a un templo católico en el municipio de Guadalupe  y apoderarse de dinero y objetos de valor.

El hombre fue visto por el sacerdote a cargo de la parroquia, quien explicó a las autoridades que ya era la tercera vez que la persona ingresaba para cometer un robo.

A disposición de las autoridades investigadoras se encuentra quien dijo llamarse Mario, de 36 años de edad y quien tiene su domicilio en la colonia Xochimilco.

Mario fue remitido como a las 4:30 horas en la iglesia de la Santa Cruz, que se localiza en las calles Karakul y Xochimilco, en el asentamiento del mismo nombre.

A la central de radio de la Secretaría de Seguridad y Vialidad Municipal se reportó que un hombre se había introducido a la parroquia.

A llegar al lugar de los hechos los oficiales preventivos se entrevistaron con el sacerdote Juan José Durán Araiza, quien dijo haber visto cuando un sujeto abrió una de las ventanas del templo.

Los elementos policiacos revisaron el área, pero no encontraron a nadie, pues el fallido ladrón se ocultó entre la bancas, por lo que los policías se retiraron.

Ellos llevaron a cabo una búsqueda y rastreo del sospechoso en las calles cercanas, y regresaron a la iglesia a los pocos minutos, para seguir vigilando.

En esos momentos el sacerdote les advirtió que el individuo estaba dentro del inmueble, por lo cual se realizó la legal detención y se le leen sus derechos.

El padre Juan José les comentó a los oficiales que el ahora detenido ya había entrado en otras ocasiones al templo, y se había llevado artículos de poco valor.

Sin embargo, al darse cuenta de la nueva incursión del malviviente, el párroco no tuvo más remedio que solicitar la presencia de las autoridades.


ilp