12 de enero de 2014 / 11:09 p.m.

Monterrey.- La Procuraduría General de Justicia capturó a dos integrantes de una banda de secuestradores que opera en el área metropolitana de Monterrey, informaron las autoridades este domingo.

Según un comunicado de prensa se dijo que los detenidos están siendo investigados como probables responsables de la privación de la libertad de un comerciante de tacos, cometida en agosto del 2013, en el municipio de Guadalupe.

De acuerdo con la denuncia presentada y las declaraciones de los detenidos, el secuestro se cometió el pasado 21 de agosto cuando el afectado salió de su domicilio, y antes de subir a su camioneta fue interceptado por dos hombres armados que lo sometieron y lo subieron a un vehículo.

El comerciante fue trasladado a una casa de seguridad en la colonia 15 de Mayo, en Guadalupe, donde estuvo un día privado de su libertad, hasta que fue pagado un rescate.

También se desprende de las indagatorias que posteriormente todos los que intervinieron en el secuestro del comerciante se reunieron en un punto del municipio de Juárez, donde les entregaron diversas cantidades de dinero por su participación.

Los ahora detenidos son identificados como Ramón Martínez Molina,de 24 años, de oficio albañil, quien confesó participar en el secuestro del comerciante con otros cómplices que están prófugos, entre ellos el que daba las órdenes.

El segundo dijo llamarse José Ángel Esparza Mendoza,de 45 años, quien refirió que junto con otro de sus cómplices sometieron al comerciante al momento de privarlo de la libertad frente a su casa.

Luego de procesar la información obtenida por los elementos de la Procuraduría de Justicia, el 23 de diciembre se implementó un operativo para la detención de Martínez Molina,frente a su domicilio en la Colonia Rubén Jaramillo.

Ese mismo día, en otro despliegue similar se  detuvo a Esparza Mendoza en el municipio de Juárez.

Según los avances de la investigación, todavía están siendo buscados al menos cuatro cómplices más, sin que hasta el momento se tengan evidencias que los relacionen con la delincuencia organizada.

Mientras tanto se la PGJ pide a la comunidad que si reconoce a los detenidos por estar relacionados con algún delito que los denuncien a los teléfonos 20204439 y 20204460.

REDACCIÓN