FRANCISCO CANTÚ
28 de octubre de 2015 / 06:52 a.m.

Apodaca.- Tenía pocos minutos de haber salido de su casa con destino a su trabajo, pero en el camino fue asesinado por tres personas que lo intentaban asaltar.

Diariamente Román Rangel Molina, de 68 años, madrugaba para poder llegar a tiempo a su trabajo de tablajero, con el cual mantenía a su familia.

A las 03:00 horas de este miércoles salió como de costumbre de su domicilio, ubicado en el número 116 de la calle Catalina González, en la colonia Mujeres Ilustres, en el municipio de Apodaca.

El hombre caminó hacia la avenida Sendero y justo en ese cruce fue interceptado por tres hombres que viajaban a bordo de un automóvil.

Tras amagarlo con un arma de fuego, Don Román, como era conocido en la colonia, corrió para ponerse a salvo, pero uno de los delincuentes disparó al aire en varias ocasiones, y la víctima no dejó de correr.

Fue entonces que el conductor del vehículo aceleró y atropelló al trabajador, quien quedó tendido en la avenida Año Internacional de la Mujer.

Algunos testigos dieron aviso a familiares de la víctima, quienes solicitaron la presencia de una ambulancia de la Cruz Roja Metropolitana, pero los paramédicos indicaron que Román Rangel ya había fallecido.

Elementos de la policía municipal y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) se concentraron en el lugar para recolectar las evidencias de lo ocurrido en esta colonia también conocida como Fomerrey 4.