MARCIAL PASARÓN
1 de marzo de 2017 / 06:15 a.m.

MONTERREY.- Conducir en presunto estado de ebriedad su motocicleta, por poco le cuesta la vida a un joven de 23 años de edad.

Eduardo Martínez Frías, resultó con golpes en diferentes partes del cuerpo.

La víctima derrapó la motocicleta en que viajaba cuando se desplazaba sobre la avenida Lincoln, a la altura de Raúl Rangel Frías.

Se estableció que debido a la velocidad con la que circulaba perdió el control de su vehículo.

Esto originó que derrapara varios metros y se impactara contra la base de un semáforo.

Gracias a que portaba el casco protector, este no sufrió golpes graves en la cabeza.

El conductor dijo mientras era atendido por personal de la Cruz Verde de Monterrey, que se dirigía su domicilio.

Indicó que durante la noche estuvo ingiriendo bebidas embriagantes en casa de un amigo.