MARCIAL PASARÓN
15 de marzo de 2017 / 06:21 a.m.

MONTERREY.- Luego de la aparición de narco mensajes cerca del penal del Topo Chico y la amenaza sobre un posible motín, las autoridades estatales reforzaron la vigilancia en la vieja prisión y catearon durante la madrugada el Penal de Apodaca.

La incursión de elementos de Fuerza Civil, quienes fueron supervisados por personal de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, inició alrededor de las 23:00 horas del martes.

La presencia policiaca en el reclusorio ubicado sobre la carretera a Salinas Victoria, obedeció a la presuntas amenazas del crimen organizado con realizar ataques hacía el interior de los penales estatales.

La vigilancia en ambos reclusorios fue reforzada para evitar cualquier brote de violencia en estas prisiones.

Durante la noche del martes y madrugada del miércoles, policías estatales revisaron las celdas del Centro de Reincersión Social de Apocada (CERESO).

Sin embargo, las autoridades estatales no dieron a conocer el resultado del operativo llevado a cabo en el interior del reclusorio.

Pero trascendió que durante el cateo se localizaron puntillas y presuntamente pequeñas dosis de droga, las cuales quedaron a disposición del Ministerio Público.