AGUSTÍN MARTÍNEZ
27 de febrero de 2016 / 10:36 a.m.

Monterrey.- Los celos y la ira al saberse rechazado fueron la causa por la que el joven César Alejandro de León Delgado disparó contra la adolescente Perla Rebeca Alvarado Tovar.

Mientras los familiares se preparaban la tarde de ayer para velar el cuerpo de la menor asesinada en su domicilio, en la colonia Cumbres San Agustín, el supuesto responsable del crimen continuaba prófugo, aunque la autoridad finalmente logró ubicarlo.

Las autoridades ministeriales confirmaron que el sospechoso tiene 19 años, y no 17, como trascendió al principio, lo que complicaría aún más su situación.

La noche de ayer, un grupo de detectives estatales presuntamente localizó el sitio donde está escondido, pero se mantuvieron a distancia en espera de una orden judicial para irrumpir en el lugar.

Fuentes allegadas a la indagatoria señalaron que hasta hace varias semanas, Perla Rebeca y César Alejandro mantuvieron una relación de noviazgo.

Al parecer ella decidió terminar la relación, pero el joven no lo aceptó y continuó acosándola, buscando la manera de entablar diálogo.

La situación llegó al límite cuando De León Delgado se dio cuenta de que la joven estaba platicando con otro adolescente.

Acudió a buscarla, y en la puerta de la cochera, le disparó a muy corta distancia con una pistola escuadra, provocándole una grave herida en la cabeza.

La menor de 14 años falleció después de ingresar al Hospital Universitario, a donde fue llevada por socorristas de la Cruz Verde.

Perla Rebeca fue velada la tarde del viernes en las capillas Del Carmen, en la avenida Constitución.