FRANCISCO JAVIER CANTÚ
8 de junio de 2016 / 07:03 a.m.

Cienéga de Flores.- En la orfandad quedaron dos niños luego de que sus padres murieran en un accidente en la carretera libre a Laredo.

Fue a las 23:30 horas cuando la familia formada por Mario Castillo, Nancy Carrillo y los pequeños Mario y Valeria de 6 y 10 años, regresaban de un domicilio ubicado en el municipio de Escobedo se dirigían a su casa ubicada en la colonia Real del Sol en el municipio de Ciénega de Flores.

Pero en el kilómetro 28.5 de esta rúa, 500 metros adelante del entronque a la carretera que lleva a General Zuazua, una camioneta Blazer en color verde que era conducida por Adrián Félix Castañeda Valenzuela de 58 años, dio una vuelta en "U".

El taxi donde viajaba la familia detuvo su marcha cuando se impactó en el costado derecho de la camioneta y la lanzó encima de la barrera de contención.

El vehículo de alquiler quedó completamente destrozado del frente, lo que provocó que el matrimonio formado por Mario y Nancy, pereciera de forma instantánea y sus cuerpos quedaran atrapados en los restos de la unidad.

Los menores que viajaban en la parte trasera, corrieron con mejor suerte, porque a pesar del fuerte impacto, resultaron con lesiones que no ponen en riesgo su vida.

Mientras tanto el conductor de la camioneta, también resultó con lesiones de consideración, por lo que fue llevado por el personal médicos de Ciénega de Flores a las instalaciones del Hospital Universitario.

Elementos de la Policía Federal mencionaron que al conductor de la camioneta, se le percibía olor a alcohol, pero será el dictamen médico el que determine si se encontraba alcoholizado.