FRANCISCO JAVIER CANTÚ
3 de septiembre de 2015 / 06:37 a.m.

Monterrey.- Un taxista pensó que la celebración de su cumpleaños 70 iba a ser un día especial, pero ocurrió todo lo contrario. Horacio González Hernández iba a terminar su jornada laboral y al ir circulando por la avenida Colón en su cruce con la calle Jiménez en Monterrey, una camioneta Equinox en color negro lo impactó por alcance.

El golpe le ocasionó al taxi un daño considerable, por lo que Don Horacio detuvo su marcha, pero el conductor del otro vehículo identificado como José Antonio Ramírez, de 26 años, prefirió huir del lugar para evadir su responsabilidad.

Al ver que nadie le pagaría el daño, el trabajador del volante subió de nuevo a su vehículo para darle alcance al responsable del accidente.

Ambas unidades protagonizaron una persecución que finalizó en el cruce de las calles Mineros Mexicanos y Planta Monterrey en la colonia Asarco, luego de que la camioneta que se impactó contra un barandal de acero que forma parte de la barda perimetral de la colonia Centrika.

Parte de esta estructura cayó a unos metros de distancia, mientras que el taxista le cerraba el paso para que no pudiera darse a la fuga.
Antes de la llegada de las autoridades de vialidad, José Antonio le ofreció al taxista cinco mil pesos por los daños ocasionados, debido a que su vehículo no se encuentra asegurado.

Lamentablemente para el joven conductor, ya no era únicamente el daño al taxi, también tendrá que responder por los daños ocasionados al barandal.