12 de mayo de 2014 / 03:30 p.m.

Monterrey.- La falta de señalamientos en Morones Prieto a la altura de la calle Aldama provocó una aparatosa colisión que afortunadamente no dejó personas lesionadas.

Alrededor de las 7:00 horas un conductor que se dirigía a su trabajo al ver el carril sin señalamientos que impidieran el paso se confió y la sorpresa fue que ese carril todavía no estaba habilitado para circular, por lo que quedó varado.

No pasaron cinco minutos cuando otro conductor que, igual que él, se confundió y lo impactó por parte trasera de su vehículo; además pasaron casi dos horas para que arribaran elementos de tránsito al lugar.

Ninguno de los conductores resultó con lesiones a pesar de los aparatoso del choque.

Guadalupe Sánchez