16 de enero de 2014 / 12:52 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia aún se cuestiona si el chofer que fue asesinado en el túnel de la Loma Larga haya sido víctima de una confusión, porque todo indica que fue acribillado por hombres relacionados con la delincuencia organizada, pero por el momento, investigan para qué empresario trabajaba y cuáles eran sus actividades.

Por los certeros balazos que Juan Carlos González Suárez, de 33 años de edad, recibió en la cabeza,  los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal de Investigaciones presumen que era "el blanco" de los hombres que lo asesinaron, cuando se dirigía a su domicilio ubicado en el municipio de Guadalupe.

Al momento de los hechos, González Suárez viajaba con una mujer de edad avanzada que resultó ser su compañera de trabajo y quien sobrevivió al ataque.

Aunque inmediatamente después del homicidio, dicha testigos aseguró que trabajaban para un empresario con domicilio en la avenida Vasconcelos, en San Pedro, sin embargo, hasta la tarde de este miércoles las autoridades no habían confirmado esa situación.

Versiones de otros testigos establecieron que el autor material de la ejecución viajaba en una camioneta tipo Cherokee color gris en compañía de otros sujetos.

La sobreviviente mencionó que los ocupantes de esa camioneta comenzaron a cerrarles el paso cuando cruzaron el túnel de San Pedro a Monterrey, y que al llegar al sectpr Nuevas Colonias alcanzaron a su compañero y le dispararon, mientras conducía su camioneta Town & Country.

Al obtener esos datos, los investigadores presumieron que los presuntos responsables de la muerte del chofer podrían estar relacionados con otros, que este pasado miércoles trataron de asesinar a otro hombre que fue identificado como Iván Valdez Rodríguez, cuando circulaba en su vehículo por calles de la colonia Unidad San Pedro en los límites con el municipio de Santa Catarina, y quien resultó con heridas que lo mantienen grave.

REDACCIÓN