REDACCIÓN
15 de diciembre de 2016 / 06:08 p.m.

MONTERREY.- Otros dos ex funcionarios del municipio de Monterrey pasaron al banquillo de los acusados, pero la audiencia en la que la Subprocuraduría Anticorrupción los iba a imputar por un peculado de 8 millones de pesos se suspendió y difirió para el próximo 13 de febrero, porque los defensores argumentaron desconocer los detalles de la investigación que inició el pasado mes de marzo.

El ex director de Contabilidad y Cuenta Pública, Serafín Treviño Salinas, y el ex director de Egresos, Rodolfo Cázares Aguirre, fueron presentados este jueves ante la juez de control Verónica Cecilia Díaz Landeros.

Aunque en la audiencia que se programó para las 9 de la mañana de este jueves no se detallaron los datos de la investigación que realiza la fiscal Wendolyn Ledezma, trascendió que los dos ex funcionarios, presuntamente, desviaron dicha cantidad en pagos de impuestos.

Pues, supuestamente, recibieron montos de préstamos para el desarrollo de obras públicas municipales, pero en lugar de invertir los recursos en lo que estaban contemplados, los utilizaron para el pago de impuestos que ya le habían descontado a los empleados y que no habían reportado a la Secretaría de Hacienda.

Los movimientos irregulares que realizaron los ex colaboradores de la ex alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes fueron detectadas durante una auditoría que se realizó al iniciar la nueva administración, en la cual descubrieron que habían falsificado documentos para justificar dichas acciones.

Antes de que esa situación trascendiera en la audiencia, los abogados de los ex empleados municipales, Milton Carlos Enciso y Valdemar Martínez Garza, aseguraron desconocer los pormenores de la carpeta judicial que integra la agente del Ministerio Público.

Por lo que solicitaron el diferimiento de la diligencia y un plazo de siete meses, como igualdad procesal, para conocer los pormenores de la investigación que realiza la representante social.

Sin embargo, en la diligencia que solo se prolongó por 10 minutos, la juez rechazó la petición de los defensores advirtiendo que el término dependía del área de gestión judicial, donde programaron la nueva audiencia para el próximo mes de febrero.