REDACCIÓN
17 de agosto de 2015 / 09:24 p. m.

Monterrey.- Mientras que el comandante de la cuarta zona militar aseguró que en Nuevo León todo está tranquilo, dentro del área metropolitana, en un solo día, se han registrado dos casos en los que los ciudadanos tuvieron que defenderse solos ante la delincuencia.

Uno de los casos fue un intento de secuestro a mano armada y el otro un robo.

El primero de ellos ocurrió en la colonia Sierra Ventana, donde los vecinos, al percatarse de los gritos de auxilio de un menor, salieron de sus casas para encontrarse con un joven de 13 años que era jaloneado por un hombre mayor que él.

Para evitar el rapto, los presentes se lanzaron contra el hombre y comenzaron a golpearlo hasta lograr rescatar al menor, sin embargo, otros dos hombres que esperaban en la esquina sacaron armas de fuego y dispararon, dejando algunos vehículos dañados.

El segundo caso se registró en el Centro de Monterrey. Los vecinos que transitaban por el cruce de Emilio Carranza y Aramberri fueron alarmados por los gritos de una mujer, víctima de asalto por un hombre de 26 años.

Al percatarse del hecho, uno de los vecinos persiguió al atacante y, tras la captura, los presentes llamaron a elementos de la policía regia.

En un evento llevado a cabo la mañana de este lunes, el comandante de la Cuarta Región Militar, Miguel Ángel Patiño Canchola, dijo que la población no debe preocuparse por la seguridad, debido a que los recientes hechos violentos son focos rojos que se están atendiendo.

"(Está) tranquilo, con sus focos rojos que no hay que desatender pero seguiremos trabajando como siempre lo hemos hecho", señaló.

Además, indicó que las fuerzas armadas siempre están alertas en las áreas rurales y urbanas, buscando a los delincuentes.