9 de enero de 2014 / 11:06 p.m.

  

Monterrey.- Debido a que no se han encontrado indicios que señalen lo contrario, para las autoridades investigadoras, los dos hermanos asesinados el martes en un negocio de compra-venta de chatarra en Escobedo, son víctimas inocentes.

El miércoles, el procurador de Justicia de Nuevo León, Adrian de la Garza, señaló que posiblemente los homicidas se confundieron y actuaron erróneamente contra los hermanos Emmanuel y Nicolás Ramírez Rico, de 19 y 41 años de edad, respectivamente.

"Hasta ahorita, por la información que se ha recabado, pudieran ser personas inocentes, bajo una confusión. Por el móvil que hasta ahorita tenemos, que fue la presunta búsqueda de armas en ese lugar", refirió el vocero estatal, Jorge Domene Zambrano.

Hasta el momento, dijo Domene, no hay indicios de que los hermanos hubieran estado relacionados con actividades ilícitas o que tuvieran tratos con sujetos ligados a la delincuencia.

El inmueble se localiza en la calle Agualeguas casi con avenida Monterrey, en la colonia Nueva Esperanza, en el surponiente del municipio, donde los hermanos fueron sorprendidos por varios sujetos, entre cuatro y seis, quienes los atacaron con cuchillos y con un mazo, dándoles muerte en el sitio.

Cabe destacar que los desconocidos también lesionaron a un trabajador de las víctimas, quien fue atendido por socorristas de la Cruz Roja Metropolitana y trasladado a un centro hospitalario.

Agustín Martínez