ISRAEL SANTACRUZ 
3 de julio de 2016 / 09:56 a.m.

San Nicolás de los Garza.- Si bien en algunas colonias del área metropolitana vecinos suplican por alumbrado público que funcione, la imprudencia al volante le saldrá cara al conductor de una camioneta, luego de derribar dos luminarias sobre la avenida Félix Galván, en el municipio de San Nicolás.

El accidente ocurrió cerca de las 8:30 de la mañana de este domingo cuando un conductor circulaba por la citada avenida en una camioneta tipo Expedition en color negro. Sin embargo, pocos metros después de su cruce con la avenida Conductores, el exceso de velocidad provocó que el vehículo perdiera el control bruscamente.

A pesar de querer recuperar el camino, el conductor de la camioneta se subió al camellón central y derribó una luminaria, aunque no fue suficiente para detenerlo y continuó su camino por encima del camellón, hasta que 50 metros más adelante derribó una segunda lámpara, que fue la que finalmente detuvo la marcha del vehículo.

El reporte del accidente se realizó por testigos, pero el responsable del accidente escapó del sitio a toda prisa, no sin antes dejar manchas de sangre en la cabina de la camioneta y el espejo retrovisor roto, por lo que los elementos de Tránsito de San Nicolás consideran que no portaba el cinturón de seguridad y se golpeó con este accesorio.

En el vehículo no se observaban envases de bebidas alcohólicas, por lo que los tránsitos consideraron que pudo haber sido una dormitada del conductor, o bien circulaba alcoholizado pero sin ingerir bebidas en el vehículo.

A decir de los daños, los oficiales consideraron que la velocidad con la que circulaba el conductor oscilaba a poco más de 100 kilómetros por hora, en tanto que los daños podrían ir desde los 20 mil hasta los 30 mil pesos.

Será a través de la investigación que se busque al propietario de la camioneta con las placas a través del Instituto de Control Vehicular.