25 de junio de 2014 / 11:28 a.m.

Monterrey.- Con una herida en la cabeza y golpes en diferentes partes de su cuerpo resultó un motociclista aparentemente alcoholizado, al impactarse contra un taxi en el oriente de Monterrey.

El accidente sobrevino cuando el taxista intentó dar vuelta a la derecha desde el segundo carril, atravesándose al paso del frágil vehículo, que supuestamente no traía luces.

Los hechos ocurrieron poco después de la 1:00 horas del miércoles en el cruce de Madero y Churubusco, informaron las corporaciones de auxilio.

En ese lugar los socorristas de la Cruz Roja atendieron a Jorge Javier Bustamante Alanís, de 48 años de edad y quien tiene su domicilio en la calle Villa Coruña en la colonia Villas de San Carlos, en Apodaca.

Bustamante Alanís se desplazaba en una motocicleta marca Itálika color rojo, en la que avanzaba por el tercer carril de la avenida Madero hacia el oriente.

En esa misma dirección, pero por el carril segundo a partir de la división central, avanzaba el vehículo de alquiler color verde, de la marca Nissan Tsuru.

El operador de esta unidad se identificó como Antonio Ramos Leos, de 62 años y quien resultó ileso, al igual que una mujer a la que llevaba como pasajera.

Ramos Leos manifestó que avanzaba a velocidad moderada, cuando tuvo la necesidad de dar vuelta a la derecha, para proseguir por Churubusco hacia el sur rumbo a Constitución.

Dijo que en ningún momento se percató de la presencia del motociclista, pues este, afirmó, circulaba a alta velocidad y sin luces.

Tras el impacto de la moto contra el costado derecho del auto, Bustamante Alanís salió proyectado varios metros; el caso evitó que sufriera lesiones graves.

Paramédicos de la Cruz Roja asignados a la ambulancia número 07, bajo el mando de Francisco Jiménez, atendieron al herido y lo trasladaron estable al hospital de Zona número 21 del Seguro Social.

Por su parte, elementos de la Secretaría de Seguridad y Vialidad le dieron vista a la agencia del Ministerio Público, con el fin de que se inicie la investigación que permita deslindar la responsabilidad del accidente.

Foto: Agustín Martínez 

AGUSTÍN MARTÍNEZ