MARCIAL PASARÓN
9 de noviembre de 2016 / 07:37 a.m.

MONTERREY.- Luego de no respetar la luz roja de un semáforo, un conductor en estado de ebriedad provocó una persecución que se prolongó por más de un kilómetro sobre las avenidas Colón y Madero.

Francisco Mata Martínez, de 52 años, circuló a exceso de velocidad desde el cruce con la avenida Benito Juárez, en el centro de la ciudad.

En ese lugar una patrulla de policía le marcó el alto al darse cuenta de que no respetó la luz roja del semáforo, pero en lugar de detenerse, el conductor emprendió la huida hacía el poniente sin respetar los señalamientos de alto.

Debido al estado inconveniente en que se encontraba, el conductor no se dio cuenta de que al no hacer alto en por lo menos 25 cuadras, puso en riesgo la integridad de varios automovilistas y algunos peatones.

Durante la persecución, patrullas de la zona centro y poniente de la ciudad se unieron para lograr darle alcance, por lo que el inculpado fue copado cuando llegaba frente a las instalaciones del Hospital Universitario.

Policías de esta ciudad lograron coparlo, cuando se desplazaba por la avenida Madero frente al Hospital Universitario.

El conductor fue bajado de la camioneta y detenido por los elementos de la policía regia.

Al revisar la camioneta, los efectivos no encontraron evidencia que lo comprometiera, por lo que fue entregado a oficiales de tránsito de esta ciudad.

Francisco Mata, fue trasladado a los separos de esa corporación, donde fue sometido a un examen médico de alcolémia para determinar los grados de alcohol en la sangre.
#
Asimismo, tendrá que cumplir un arresto de por lo menos 12 horas en las celdas municipales de Monterrey