MARCIAL PASARÓN @MarcialPasaron
6 de octubre de 2016 / 07:11 a.m.

MONTERREY.- Entre la vida y la muerte se encuentra un conductor que al circular a exceso de velocidad, estrelló su automóvil contra la caja de un tráiler sobre la avenida Díaz Ordaz, frente a la colonia Santa María.

Raúl Ortiz, quien fue identificado a través de una credencial de trabajo, fue encontrado prensado e inconsciente entre los fierros retorcidos de lo que quedó del automóvil en que se desplazaba.

El percance vial ocurrió a las 01:45 horas del jueves, a la altura de la calle Camino al Campo de Tiro en el mencionado sector, al poniente de la ciudad.

Los paramédicos de la Cruz Verde llegaron al lugar y encontraron un automóvil completamente destrozado y en el interior materialmente “envuelto” entre los pedazos de fierro, estaba el conductor gravemente lesionado.

Con la herramienta hidráulica y con las quijadas de la vida, los rescatistas comenzaron a cortar los hierros retorcidos del auto.

Lentamente, los pedazos de la carrocería fueron cediendo y posteriormente el tablero del auto que presionaba las extremidades inferiores del conductor, comenzó a ser retirado.

Las maniobras de auxilio sobre la avenida Díaz Ordaz, provocaron que varios automovilistas se detuvieran sobre la lateral de esa arteria y cruzaran la calle movidos por la curiosidad.

Tras 20 minutos de trabajo, comenzaron a sacar a la víctima.

Vestido en una playera roja y pantalón de mezclilla, el empleado de una empresa denominada “Mazda Cumbres”, reaccionó y comenzó a moverse.

Después fue trasladado de urgencia al Hospital Universitario.

Los oficiales de tránsito establecieron que en el interior del auto había dos latas de cerveza vacías.

Asimismo se localizaron restos automotrices del tráiler contra el cual chocó y cuyo conductor se dio a la fuga con dirección al municipio de San Pedro.

La zona fue cerrada por oficiales de tránsito de Monterrey y un elemento de la Policía Ministerial, quien se detuvo a prestarle ayuda al conductor, mientras llegaban los primeros auxilios.