FRANCISCO ZÚÑIGA
8 de septiembre de 2015 / 08:28 p.m.

Monterrey.- Una ranura ubicada sobre uno de los puentes gemelos de la avenida López Mateos, exactamente en la unión de dos carriles, casi mata a un motociclista que pasaba por el lugar.

Se desconoce si la abertura, entre la cual se ve el río, se debe a que la estructura se está abriendo o a la mala calidad del pavimento, sin embargo, hace correr un gran riesgo a los conductores que transitan por el el puente. 

La falla ya cobró a una víctima, el motociclista Valente Peralta Hernández, quien hace unos días cayó en ella y sufrió lesiones graves, sin embargo, pudo costarle la vida.

La ranura se encuentra en el puente que soporta la circulación hacia el norte, y divide, literalmente hablando, los carriles dos y tres, casi al llegar al final.

Peralta Hernández relató que el sábado pasado él se dirigía en su motocicleta rumbo a su trabajo, y al cambiar de carril, cayó en la trampa que no se alcanza a ver, sobretodo en la oscuridad.

El afectado, padre de tres hijos menores de edad, sufrió fractura de clavícula y múltiples lesiones de piel por fricción, además de la pérdida total de la motoclicleta, su único medio de transporte.

Ante la urgencia del caso, Peralta Hernández fue atendido en una clínica particular, y no existe un acta de Transito que le permita exigir una indemnización a la autoridad responsable de la ranura.