21 de marzo de 2014 / 10:20 p.m.

 La Policía no descarta que la pieza cefálica haya estado en otro sitio, por ejemplo un despoblado, aunque se desconoce el motivo por el que fue dejada en el sitio.

 

Monterrey.- Aunque no se ha precisado si era de hombre o de mujer, las autoridades policiacas confirmaron que el cráneo encontrado la tarde del jueves en San Nicolás es humano.

El procurador de justicia, Adrián de la Garza, comentó que los agentes ministeriales manejan diversas hipótesis en torno al origen de los restos humanos.

La Policía no descarta que la pieza cefálica haya estado en otro sitio, por ejemplo un despoblado, aunque se desconoce el motivo por el que fue dejada en el sitio.

"Técnicamente, sí son restos humanos. Era una parte cefálica de un cuerpo humano, que ya tenía días. Es decir, pudiera, no estamos seguros, hay muchas posibilidades de que haya estado en alguna brecha y que la haya agarrado alguien y la haya tirado", señaló el funcionario.

Los restos humanos contenían diversas partículas y polvo que hacen suponer esa versión, aunque no se desecha la posibilidad de que haya sido sustraída de un cementerio o algún hospital, por lo que hasta ahora todo el caso es un misterio.

Serán los estudios periciales posteriores, a efectuarse en el anfiteatro del Servicio Médico Forense, los que permitan establecer otros datos relativos al cráneo.

Posiblemente el sexo, la edad, el color de piel y el tiempo de muerte pudieran ser precisadas en el transcurso de las próximas horas.

El hallazgo se dio la mañana del jueves en uno de los carriles de la avenida López Mateos, a la altura de la calle Aquiles Serdán, en la colonia Díaz Ordaz de San Nicolás.

Hasta aquel punto, cercano al Hospital Metropolitano, se dirigieron primero oficiales de la Policía Municipal, quienes resguardaron el área mientras arribaban los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Al principio y debido a las deformidades que tenía el cráneo al ser impactado por varios vehículos, las autoridades dudaban si se trataba de la cabeza de una persona.

Durante un largo rato se mantuvo cerrada la circulación en el carril donde se hizo el hallazgo, para permitir que los investigadores buscaran y recolectaran evidencias.

Debido a lo anterior, no se hizo esperar el congestionamiento vehicular, por lo que fue necesaria la participación de agentes de Tránsito para agilizar el paso de los conductores.

Agustín Martínez