26 de febrero de 2014 / 04:03 p.m.

Monterrey.-La Procuraduría de Justicia detuvo y arraigó al aficionado rayado que el pasado 1 de Febrero atacó a uno de Tigres al finalizar el clásico regio en el estadio Tecnológico, a quien investiga en el sistema tradicional como presunto responsable del delito de robo con violencia.

Ricardo Calderas quedó arraigado en cumplimiento a una orden que otorgó una juez de la localidad y fue a petición del agente del Ministerio Público que le inició una averiguación previa por el mencionado delito, así como violencia en centros de espectáculo y por las lesiones que le causo al estudiante Cruz Arvizu García. Aunque en un principio se mencionó que el aficionado rayado había sido ubicado después de 25 días de búsqueda en el municipio de Guadalupe, finalmente se confirmó que los elementos de la Agencia Estatal lo encontraron en un domicilio de la calle Hierro, en el Barrio Acero de Ciudad Solidaridad. Ricardo Calderas quedó arraigado, porque el delito de robo con violencia es considerado como grave y las autoridades de lo atribuyeron porque supuestamente despojo de varias pertenencias al estudiante afectado. Antes de que se le aplicara la medida cautelar, el hincha rayado confesó y aceptó ser responsable de la agresión en la que Cruz Arvizu sufrió lesiones graves, de las que actualmente se recupera.

REDACCIÓN