18 de enero de 2015 / 10:20 p.m.

Guadalupe.- Un hombre que iba a pedir posada en la casa de sus amigos, resultó con lesiones en las piernas al arrojarse de una altura de 15 metros hacia el Río La Silla, cuando ellos mismos lo confundieron con un ladrón y lo persiguieron por la colonia Rincón de la Primavera.

Edrey García de 21 años, vivió un tiempo en ese domicilio con sus compañeros de trabajo y la madrugada de este domingo, después de ingerir bebidas alcohólicas decidió visitarlos pero ya estando en la puerta desconoció la casa... Al mismo tiempo los moradores escucharon el ruido y quisieron ahuyentar a quien ellos creyeron que era un delincuente.

"Es que un amigo me dijo oye es que vimos salir a alguien de la casa y pensamos que andaban robando porque él ya había abierto la puerta corrediza y luego como que ya le pensó y mejor se salió pero hizo ruido y lo empezamos a seguir", explicó Gilberto Avilés uno de los moradores.

Ya cuando el joven, originario de Coahuila, estaba tirado en el lecho del río reconoció a sus amigos.

"Yo me asomé al río y luego el me grito 'Gil' y yo dije achis (sic) y le pregunté que quién era y me dijo 'Edrey' y ya les avisé a los demás que no era un ratero, que era él y lo quise auxiliar pero está bien alto", agregó el testigo del accidente.

Paramédicos de la Cruz Roja, rescatistas de Protección Civil de Monterrey y bomberos de Nuevo León maniobraron durante 30 minutos para llegar hasta él y ponerlo a salvo en una camilla. Para fortuna de Edrey, sólo resultó con una probable fractura.

"Es una altura considerable y ya se realizó el trabajo en conjunto con otras corporaciones logrando poner a salvo a la persona que pasa al hospital con una probable fractura en el tobillo", indicó Julio Jaramillo de Protección Civil de Monterrey.

Después del susto, los amigos que trabajan en un casino del sur de Monterrey, se reían de lo sucedido.

FOTO Y TEXTO: SANDRA GONZÁLEZ