12 de marzo de 2014 / 04:26 p.m.

Monterrey.- La detención de un hombre por parte de elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León, dejó al descubierto el asesinato de 3 personas en el municipio de Salinas Victoria.

La información trascendió alrededor de las 16:30 horas, por lo que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones se trasladaron al kilómetro 32 de la carretera a Colombia e ingresaron por la brecha conocida como "La negra".

De acuerdo a informes de las autoridades, los cuatro cuerpos fueron encontrados en estado de putrefacción en el interior de una noria ubicada dentro de un rancho de esa zona.

Todo se originó con la detención de un hombre por parte de los elementos de Fuerza Civil y de acuerdo a información que dio al momento de su captura, llevó a los uniformados de esta corporación hasta el municipio de Salinas Victoria.

Al revisar el lugar que había indicado el detenido, la autoridad localizó un automóvil Grand Marquis en el cual había varias armas largas y una granada de fragmentación.

Pero al revisar la noria que se encuentra en la propiedad, detectaron que salían olores fétidos y al iluminar el fondo con una lámpara, observaron a 3 personas sin vida.

Un cerco de seguridad importante se registró en la zona, pues cuatro unidades de la Fuerza Civil cerraron el acceso a esta brecha justo donde inicia el puente que también lleva el nombre de "La negra".

Unidades de protección civil de Salinas Victoria intentaron ingresar a la zona donde se localizaron los cuerpos, pero los elementos estatales les impidieron el acceso.

Dos tanquetas del Ejército Mexicano también se concentraron en el lugar e ingresaron a la zona para dar seguridad a los agentes investigadores.

Alrededor de las 20:30 horas la autoridad solicitó la presencia del personal de Protección Civil para poder ingresar a la noria y sacar cada uno de los cadáveres que ahí se encontraban.

Algunos moradores de las rancherías cercanas a donde ocurrió el hallazgo, mencionaron que desde hace ya vario tiempo se escuchaban rumores de que algo extraño sucedía en esa zona, por lo que muchos evitaban ingresar a esta brecha.

Francisco Cantú