26 de julio de 2014 / 02:15 a.m.

Monterrey.- A 11 años de prisión fue sentenciado uno de los reos que en febrero del 2012 se fugó del Cereso de Apodaca y que un mes después fue recapturado por elementos de Fuerza Civil, cuando paseaba en la Pulga Río.

Jhonatan Israel Flores Guerrero, apodado "El Jhony", de 25 años de edad, fue notificado de la pena que le impuso el juez primero penal de Monterrey por considerarlo responsable de delitos cometidos contra la seguridad de la comunidad y contra instituciones oficiales y servidores públicos.

El presunto delincuente se encuentra recluido en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas, a donde fue trasladado semanas después de su recaptura, la cual ocurrió el 19 de marzo del 2012.

Ese día, los elementos de Fuerza Civil recibieron una llamada anónima, en la que una mujer les informaba que Flores Guerrero iba a llegar a la Pulga Mitras, ubicada en avenida Constitución y Porfirio Díaz, en el centro de Monterrey.

Tras recibir el llamado, los uniformados estatales organizaron un operativo y localizaron la fotografía Jonathan Israel, quien en febrero del 2012 se había fugado con otros 40 reos, cuando se encontraba a disposición del juez quinto de distrito en materia penal, quien lo procesaba por delitos contra la salud.

Fue en punto de las 16:00 horas del 19 de marzo, cuando "El Jonhy" arribo en una camioneta Ford Escape modelo 2004 al estacionamiento de la negociación, inmediatamente después de que entró al área de locales, lo interceptaron y detuvieron.

Al ser capturado, el delincuente aceptó ser integrante del grupo criminal de "Los Zetas" para el cual laboraba como repartidor de teléfonos y chips de celulares, además de distribuir pastillas psicotrópicas, de las cuales en esa ocasión de le aseguraron 150, así como un arma calibre .40.

FOTO: Especial TELEDIARIO DIGITAL