REDACCIÓN
19 de abril de 2016 / 09:14 a.m.

Monterrey.- A 140 años de prisión fue sentenciado un ex policía del Estado que, en enero del 2015, secuestró a un menor de 12 años en complicidad de un hondureño y una mujer que fueron condenados a 90 años por parte del juez primero penal y de juicios de Monterrey.

Aunque recibieron esas condenas, el ex servidor público estatal, Elí Emmanuel Flores Loera, de 29 años, Randolfo Omar Medellín Mercado, de 32, y Marta Isamar Salas Vargas, de 19, solo deberán cumplir con los 60 años que se señala como pena máxima en el Código Penal.

Los tres fueron considerados responsables del delito de secuestro agravado de un adolescente al que plagiaron cuando regresaba de la tienda a su domicilio ubicado en la colonia Loma Linda, en Monterrey.

Un día después del secuestro, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones localizaron una casa de seguridad en la calle Gorrión número 526, de la colonia Villas de San Francisco, en el municipio de Escobedo.

Ahí encontraron al menor y detuvieron a los responsables, quienes habían recibido en dos cuentas de saldazo 10 mil pesos de los 170 mil que habían exigido como pago de rescate.

El adolescente declaró que los delincuentes tripulaban un vehículo Nissan Tiida y que cuando estaba a punto de llegar a su casa, el hondureño lo interceptó y a jalones lo obligó a subir a la camioneta, en la cual se lo llevaron en el asiento trasero.

Agregó que cuando llegaron a la casa de seguridad, lo obligaron a proporcionarles el número de celular de su mamá con quien la comunicaron en dos ocasiones para que la convenciera que entregar el dinero, porque de lo contrario le iban a cortar un dedo.

Los responsables del plagio fueron notificados este lunes de la pena que deben cumplir en los reclusorios que se encuentran actualmente, porque el ex policía quedo recluido en el Cereso de Apodaca, el hondureño en el centro penitenciario de Cadereyta y la mujer en el Topo Chico.