redacción
27 de enero de 2016 / 06:27 a.m.

Monterrey.- A 30 años de prisión fue sentenciado uno de los ex policías de Monterrey, que el 25 de febrero del 2009, participó en el secuestro y desaparición de tres hombres, entre ellos un ex policía federal y el conocido como el "vaquero galáctico", quien era originario del Distrito Federal.

Dante Damián Ramírez Martínez, de 39 años de edad, recibió sentencia por parte del juez primero penal y de juicios de Monterrey, quien lo consideró responsable de equiparable a la privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro y delitos cometidos contra el sistema de justicia.

Dos años después de los hechos, Ramírez Martínez se presentó en las instalaciones de la Agencia Estatal, donde confesó su participación en la desaparición de Andrés Batres Sánchez, Gustavo Castañeda Puente y Melchor Flores Cerda, "el vaquero galáctico".

Aunque, el ex servidor público municipal confesó su responsabilidad, en ese tiempo, la Procuraduría de Justicia sólo le integró la averiguación previa por la desaparición de los dos primeros mencionados, porque sus familiares denunciaron los hechos y son por los que, por ahora, ha sido sentenciado.

En el relato que hizo al entregarse, Dante Damián confesó que fue alrededor de las 10:00 horas del 25 de febrero del 2009, cuando por órdenes de su entonces superior Sergio de Jesús Cerero Morales interceptó el vehículo Lincoln que tripulaba Andrés Batres, a quien sorprendió en calles de la colonia Deportivo Obispado.

Dijo que al ubicarlo se lo entregó a su jefe, quien lo paso de su unidad 540, a otra que él conducía tipo Van, y no volvió a saber nada del ex policía federal.

Reveló que Cerecero Morales, apodado "El Cadereyta", se llevó al hombre junto con el policía raso José Isabel Santiago de la Cruz, quien en ese año supuestamente trabajaba para un grupo criminal que operaba en la entidad.

En el proceso criminal que concluyó el juzgador está la declaración de uno de los jefes de esos ex uniformados municipales, quien los señaló como responsables del hecho que cometieron por las actividades ilícitas que realizaban para el grupo criminal con el que colaboraban.