REDACCIÓN
1 de junio de 2016 / 06:45 p.m.

Apodaca.- A 50 años de prisión fue sentenciado un ex policía de Seguridad Pública de San Nicolás que, en junio del 2014, asesinó a su esposa y al hijo de la mujer, cuyos cuerpos fueron encontrados quemados en un despoblado del municipio de Apodaca.

Víctor Hugo Díaz Hernández fue considerado responsable del homicidio calificado de Brenda Esmeralda Sandoval Velazco, de 32 años de edad, y su hijo Carlos Eduardo Jáuregui Sandoval, de 7.

Fue el juez penal de San Nicolás quien resolvió la sentencia en contra del ex servidor público municipal, que debe cumplir 25 años de prisión por cada uno de los homicidios que cometió el 30 de junio del 2014.

En la resolución, el juzgador determinó que Díaz Hernández también debe cumplir con el pago de la reparación de daño el cual asciende a 1 millón 864 mil pesos.

Víctor Hugo fue detenido horas después de privar de la libertad a su pareja y al menor, a quienes llevó hasta un baldío ubicado en un camino paralelo a la avenida Isidoro Sepúlveda, a 600 metros a espaldas de la colonia Santa Fe Residencial.

De acuerdo al proceso penal que concluyó el juzgador, tras ser capturado, el ex uniformado municipal confesó que asesinó a su pareja y al niño, porque supuestamente la mujer lo engañaba.

Mencionó que tras privarlos de la vida en el domicilio que habitaban en San Nicolás, se los llevó al despoblado, donde fueron descubiertos por elementos de la Agencia Estatal.

El homicida reveló que los asesinó a golpes y la autopsia confirmó que perecieron a consecuencia de contusión profunda de cráneo, luego para tratar de borrar evidencias, les prendió fuego a los cuerpos que fueron descubiertos casi semi carbonizados, en la mencionada colonia.

Ahora, Víctor Hugo Díaz Hernández debe cumplir con la pena total que le impuso el representante del Poder Judicial al considerarlo responsable del doble homicidio calificado.