29 de octubre de 2014 / 03:51 a.m.

 

Monterrey.- Una pena de 87 años y 6 meses de prisión fueron la sentencia que dieron a tres presuntos integrantes de un grupo criminal que operaban en el municipio de San Pedro y que en septiembre del 2012 secuestraron y asesinaron a un joven que andaba divirtiéndose con un sobrino del ex alcalde Mauricio Fernández.

Juan Enrique Galván Aranda, de 45 años, Jesús Guillermo Muñoz Tamez, de 45, y Juan Fernando Becerra Coronado, de 34; fueron notificados de la sentencia que les impuso el juez primero penal de Monterrey.

Dicho juzgador los consideró responsables de los delitos de secuestro agravado y agrupación delictuosa por haber participado en el plagio y homicidio de David Villarreal Fernández, de 39 años.

A Juan Enrique también le atribuyeron delitos cometidos contra la seguridad de la comunidad, porque el 23 de octubre del 2012 que fue detenido por elementos de la Agencia Estatal, tenía en su poder dos cargadores abastecidos, de arma larga.

En el proceso que les concluyeron se menciona que la privación ilegal de la libertad de David Villarreal ocurrió el 6 de septiembre del 2012, cuando andaba en el Centrito del Valle con un sobrino del ex alcalde y otro amigo, a quienes liberaron horas después del plagio.

Pero, fue hasta el 12 de septiembre, cuando su cuerpo apareció en completo estado de descomposición oculto entre unos tubos de agua en el lecho del río Santa Catarina, sobre un costado de la avenida Morones Prieto, a la altura de la colonia Fuentes del valle.

Un mes después de ese homicidio, Juan Enrique Galván fue detenido en calles de la colonia Luis Echeverría, confesó su participación en el asesinato de Villarreal Fernández y delató a, por lo menos, otros 13 cómplices, entre ellos a tres policías del municipio donde ocurrieron los hechos.

Sin embargo, hasta la fecha sólo han sido detenidos los tres que fueron sentenciados y que se encuentran recluidos en el Cereso de Cadereyta.

FOTO: Redacción

REDACCIÓN