LEYDA ESTRADA
4 de mayo de 2015 / 03:28 a.m.

Monterrey.- El ruido de las motocicletas emitían una señal de despedida que familia, amigos y conocidos le dieron el domingo a Manuel Castillo, el motociclista que por un bache perdió la vida.

Después de las 10 de la mañana una caravana partió desde la funeraria ubicada en la calle Villagrán hacia el panteón San José, en Monterrey. Al igual que la familia, sus compañeros del club de motos 'Cínicos' recorrieron el último trayecto del motociclista quien por muchos años realizó esta actividad.

Más de 250 motociclistas de distintos clubs acudieron al sepelio, y a quienes la madre de Manuel Castillo les envió un mensaje minutos antes de cerrarse la lápida donde su hijo descansaría en paz.

Sepultan a motociclista

"Si les voy a pedir, póngase el casco, cúbranse la cabeza, él era muy precavido no sé qué pasó, pero por eso les pido que se pongan el casco los hombres y mujeres, los que van adelante y atrás porque nos causan un dolor muy grande a las madres", expresó la mamá.

Sobre el féretro estaba una camiseta del club al que pertenecía Manuel mientras que decenas de flores adornaban la lápida y su casco.

La música y los aplausos se hicieron presentes, así como el ruido de las motos que le daban el último adiós a quien durante muchos años rodó en ellas por calles y carreteras.

Sepultan a motociclista

Carlos Martínez, un compañero motociclista y amigo de la víctima, describió a Manuel como una persona de carácter fuerte pero con un gran corazón.

"Manuel tenía su personalidad era muy regañón, él siempre me decía usa el casco, él era alegre tenía muchos hermanos, no tenía amigos...éramos hermanos y era de una calidad moral muy especial", recordó.

Manuel Castillo permaneció internado en el Hospital Universitario desde el pasado 21 de abril, cuando se registró el accidente vial en avenida Lincoln, donde su moto cayó en un bache y tras un golpe en la cabeza permaneció en coma hasta el pasado viernes cuando falleció. Sus restos descansan en paz en el panteón San José.