13 de noviembre de 2014 / 03:29 p.m.

Monterrey.- La mujer que confesó haber asesinado a su hijo de dos años y nueve meses, al golpearlo porque se orinó en la cama, fue internada en el Penal del Topo Chico, una vez que se le ejecutó la orden de aprehensión otorgada por un juez penal, que consideró existen evidencias suficientes para presumir que se trató de un caso de homicidio.

Jazmín Estephani Rivadeneira Maldonado, de 19 años, es considera presunta asesina de su hijo, el pequeño Uzziel Vladimir Rivadeneira Maldonado, quien falleció el pasado 24 de octubre, en su domicilio de la colonia Villas de Alcalá, en el municipio de Ciénega de Flores.

De acuerdo a la declaración de la detenida, el 22 de octubre ella golpeó al niño en la espalda porque se orinó en la cama, y posteriormente, volvió a agredirlo cuando el pequeño se tiró al suelo en la cocina para evitar que lo bañaran.

Además de las lesiones, Rivadeneira Maldonado, dejó pasar dos días sin atender al niño, que se quejaba de dolores en el abdomen y presentaba vómito. Cuando por fin lo llevó a buscar auxilio, el niño estaba muerto.

Aunque en un principio ocultó que había golpeado al menor, tras un interrogatorio severo, cayó en contradicciones y terminó por confesar los hechos plenamente y su responsabilidad en la muerte de Uzziel Vladimir.

La mujer estaba arraigada desde el día 28 de octubre de 2014 en la casa de arraigo número uno de la Procuraduría.

FOTO: Especial

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL