IRAM OVIEDO
12 de junio de 2016 / 07:30 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia de Nuevo León ejecutó las primeras seis órdenes de aprehensión en contra de los involucrados en el último enfrentamiento que ocurrió el pasado 1 de junio, en el penal del Topo Chico.

Aunque, desde el inicio de las investigaciones se habló de, por lo menos, 12 presuntos participantes en los hechos, por el momento, solo ejerció acción penal en contra de seis.

Ellos fueron identificados como Adán Jonathan Mora Alvarado, apodado "La Loba"; Sergio Paz Álvarez, "El Pez"; Jashal Eliud Alanís Ramírez, "El Minion"; Francisco Rogelio Cortés Ramírez, "El taquito; Omar Salazar Vázquez, "El Rojas"; y Jonathan Jesús Barragán Lago, "El Canuquilla".

De acuerdo a las investigaciones que realiza el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso, a dichos reos se les considera presuntos responsables del homicidio calificado de Edelmiro Guadalupe Gaspar Rubio y Jesús Ledezma Ramírez.

Fue un juez de control, quien este sábado otorgó los primeros ordenamientos para que empezar el juicio en contra de quienes participaron en el segundo hecho violento que se registró en el reclusorio, en menos de tres meses.

Trascendió que todavía falta ejecutar orden de aprehensión en contra de él o los probables responsables del homicidio calificado de Jesús Puente Galindo, quien también se identificaba con los nombres de Javier Puente Galindo y Francisco Javier Puentes Macías, apodado "El Maruchan" o "El Chocorrol".

Horas después de que se registró el enfrentamiento, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y el fiscal establecieron que un sujeto apodado "El Gery" fue señalado por varios testigos como el reo que asesinó a "El Maruchan", a quien sorprendió por la espalda, cuando se dirigía al dormitorio que tenía asignado en el centro penitenciario.

Hasta el día de su muerte, "El Maruchan" tuvo el control de las actividades delictivas que se realizan en el antiguo reclusorio, el cual ejercía desde el pasado mes de febrero, cuando sustituyó a Juan Pedro Saldívar Frías, "El Z-27", a quien trasladaron a un centro de reclusorio de otro estado.

Se espera que en las próximas horas, los seis presuntos homicidas sean presentados ante un juez de control para que les resuelva la situación legal que, deberán enfrentar, la cual es independiente a los delitos por los que cada uno de ellos había sido detenido y era procesado.