MARILÚ OVIEDO
28 de febrero de 2016 / 01:14 p.m.

Monterrey.- Fue en la Sala de Audiencia Oral No. 6, en el Palacio de Justicia donde se llevó a cabo una diligencia en la que fueron presentados dos ex mandos del Cereso de Apodaca acusados de actos de corrupción al relajar la seguridad y presuntamente permitir el ingreso de droga y teléfonos celulares a dicho centro penitenciario.

A las 10:00 horas del domingo dio inicio la audiencia donde estuvieron presentes Brígido Eleuterio Villanueva Vázquez, ex jefe de seguridad, y Miguel Ángel Hernández Martínez, ex oficial de guardia.

Los imputados fueron trasladados de las instalaciones de la Alamey hasta Palacio de Justicia. Al llegar a la sala iban esposados.

Luego de 48 minutos, el juez de control, a petición del Ministerio Público, les impuso como medida cautelar prisión preventiva en el penal del Topo Chico donde estarán a espera de la próxima audiencia de control el 3 de marzo a las 17:30 horas.

En dicha diligencia también estarán presentes Juan Francisco Medina Herrera, subinspector del penal y Juan Carlos Espiricueta Vidal, custodio del mismo Cereso.

A los cuatro se les señala por presuntamente relajar la seguridad en el penal, permitir el ingreso de 12 teléfonos celulares, 483 dosis de mariguana, 123 dosis de cocaína en polvo y 107 en piedra.

Este material fue ubicado en el edificio "D" gracias al cateo realizado el pasado 17 de febrero en el centro penitenciario.

El fiscal comentó que el material ingresó por órdenes del subinspector Medina Herrera, sin embargo, presuntamente Villanueva Vázquez, y Hernández Martínez, cumplían las ordenes al permitir el ingreso y relajar la disciplina.

El próximo jueves se les resolverá la situación jurídica.