29 de agosto de 2014 / 12:49 p.m.

Monterrey.- El defensor oficial del llamado chacal de la zona norte se inconformó con el auto de vinculación que le resolvieron a su representado y apeló por la primera acusación que le hizo la Procuraduría de Justicia por delitos de índole sexual.

Ahora, los magistrados del Tribunal Superior de Justicia tendrán que analizar la resolución que emitió la juez de control regional del nuevo sistema acusatorio, Bertha Yadira Vaca Saucedo.

Dicha juzgadora vínculo a proceso a Carlos Alberto Garza Garza por considerarlo presunto responsable de equiparable a la violación y corrupción de menores.

En la audiencia de vinculación que se prolongó por más de tres horas, la juez ordenó que Garza Garza debe permanecer con prisión preventiva, mientras está sujeto al juicio que le iniciaron por los mencionados delitos.

Por lo que, Carlos Alberto Garza regresó al penal del Topo Chico, donde permanece recluido desde el pasado mes de julio por enfrentar otra causa criminal ante el juez segundo de Monterrey.

En la apelación que presentó, el abogado de oficio pretende demostrar que la Procuraduría de Justicia incurrió en diversas irregularidades al integrar la carpeta judicial en contra de Garza Garza.

Entre esas, la supuesta no especificación de la cadena de custodia de las evidencias que recabaron al recibir la denuncia de la afectada de seis años de edad.

Así como las aparentes modificaciones que hicieron a las placas que portaba el vehículo Chevy Swiming que tripulaba Carlos Alberto Garza y el cual utilizó para asechar a sus pequeñas víctimas.

Los argumentos del defensor del presunto violador tendrán que ser analizados por los magistrados que reciban la apelación que interpuso, a una semana de que se le vinculara a proceso.

FOTO: EspecialREDACCIÓN